viernes, 28 de marzo de 2008

CASTILLO DE ALQUÉZAR_(Huesca).

La villa de Alquézar debe su nombre al antiguo topónimo árabe "Al-Qasr". Perteneciente a la comarca aragonesa del Somontano de Barbastro, dista de Huesca unos 50 Km. Está dentro de la delimitación del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.
El primitivo castillo musulmán de Al-Qasr fue mandado construir en el siglo IX -probablemente sobre los restos de un castro romano- por Jalaf ibn Rasid (de los Banu-Jalaf), aprovechando la defensa natural de los acantilados hacia el río Vero. Posteriormente perteneció a los Banu-Qasi. Hacia el año 938, el emir y califa Omeya Abderramán III (Abd ar-Rahmán ibn Muhammad) decidió nombrar gobernadores de La Barbytania (la actual Barbastro) y Al-Qasr para asegurar el control de la estratégica fortaleza.
Hacia el año 1067, el Castillo de Alquézar fue conquistado por el rey de Aragón Sancho Ramírez, quien posteriormente mandó construir la Capilla Real de la Magdalena. Asimismo manda construir dicho rey una iglesia colegiata románica, con el fin de instituir una comunidad de canónigos Agustinos. Hoy en día tan sólo se conservan el atrio y el muro sur de la fábrica original de dicha iglesia románica. El claustro -que originalmente fue Románico- es actualmente de estilo Gótico, y en los siglos XV y XVI se le añadieron varias capillas: Capilla de San Antonio, antigua Capilla del Santo Cristo, Capilla de Santa Ana y Capilla de San Fabián y San Sebastián; también se decoraron los muros del claustro con pinturas murales.
De la primitiva fortaleza musulmana tan sólo se conservan la torre albarrana y restos de la muralla. La doble muralla almenada que se puede ver en la actualidad fue reconstruida en el siglo XV. Al muro interior está adosada la Torre de Esconjurar.
La actual Colegiata de Santa María de Alquézar es obra del maestro Juan de Segura, que diseñó su construcción a principios del siglo XVI (en estilo renacentista); en torno a la iglesia se construyeron las capillas de San Nicostrato y de la Virgen del Rosario. Se aprovechó un antiguo torreón defensivo para transformarlo en torre campanario, eliminando las almenas. En el siglo XVII se amplió y enriqueció todo el conjunto, destacando la terminación del retablo mayor (de madera dorada y policromada); asimismo se construyó un segundo cuerpo sobre el antiguo claustro (con galería abierta al exterior) y la nueva Capilla del Santo Cristo.
Colegiata de Santa María de Alquézar_(Huesca).

Esta y muchas más fotos mías las puedes ver en: http://www.panoramio.com/user/399547