domingo, 18 de mayo de 2008

CASTILLO DE TURÉGANO_(Segovia)

Turégano es un municipio segoviano situado en las estribaciones septentrionales de la sierra de Guadarrama. En esta localidad se emplazó un castro celtíbero, que fue aprovechado y convertido en castrum por parte de los romanos. Tras la dominación musulmana, la villa fue reconquistada parcialmente por las tropas del conde de Castilla Fernán González y definitivamente por el rey de León y Castilla Alfonso VI el Bravo. La reina de León y Castilla Doña Urraca cedió la villa de Turégano al Obispado de Segovia.
El actual Castillo de Turégano fue construido en los siglos XV y XVI; está situado sobre el antiguo emplazamiento de un castrum romano, del que aún se conservan varias torres. Primeramente -en los siglos XII y XIII, estando la villa de Turégano bajo el dominio del obispado segoviano- se erigió la iglesia románica de San Miguel Arcángel por iniciativa del obispo Don Pedro de Agen y posteriormente se la añadieron elementos defensivos, quedando -en los siglos XV y XVI- embutida dentro de la fortaleza construida sucesivamente por orden de los obispos de Segovia Don Juan Arias Dávila, Don Juan Arias del Villar y Don Diego de Rivera; en el siglo XVIII se añadió a dicha iglesia la espadaña que destaca junto a la torre del Homenaje.
El Castillo de Turégano fue declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1931; pertenece al Obispado de Segovia, que cedió su uso al ayuntamiento de Turégano -en el año 1994- por un período de treinta años.
La iglesia de San Miguel se encuentra hoy en día en un estado de abandono preocupante y el resto de la fortaleza necesita también una profunda rehabilitación, a pesar de que el ayuntamiento obtiene ingresos económicos por las visitas.

Entrada del Castillo de Turégano_(Segovia).

Castillo de Turégano_(Segovia).