domingo, 25 de mayo de 2008

CASTRUM DE TURÉGANO_(Segovia)

Turégano (antiguamente Torodano) es un municipio segoviano situado en las estribaciones septentrionales de la sierra de Guadarrama. En esta localidad se emplazó un castro celtíbero, que fue aprovechado y convertido en castrum por parte de los romanos. Tras la dominación musulmana, la villa fue reconquistada parcialmente por las tropas del conde de Castilla Fernán González y definitivamente por el rey de León y Castilla Alfonso VI el Bravo. La reina de León y Castilla Doña Urraca cedió la villa de Turégano al Obispado de Segovia.
La denominación de los campamentos militares de las colonias del Imperio Romano era castra (en singular castrum). Un castrum era una fortificación romana que rodeaba un campo militar de planta rectangular (a diferencia de los castros celtas, que solían ser de planta circular).
Los restos del Castrum de Turégano se asientan en un cerro que fue el emplazamiento de un castro celtíbero en época prerromana. El primitivo castro probablemente perteneció al grupo de los Arévacos, y hay quien defiende que pudo ser el emplazamiento de la antigua ciudad que los romanos conocían con el nombre de Tucris.

Torre del Castrum de Turégano (Segovia).