domingo, 1 de junio de 2008

CASTILLO-PALACIO DE OLITE_(Navarra) (1)

Olite-Erriberri es un municipio -situado en la comarca de la Tierra de Tafalla- que es la capital de la Merindad Histórica navarra que lleva su mismo nombre. Ya en tiempos del Imperio Romano (siglo I d.C.), una muralla ("Cerco de dentro") defendía un altozano en el que más tarde se fundó la villa medieval. En el año 621, el rey visigodo Suintila fundó la ciudad de Oligicus y volvió a fortificar la plaza -sirviéndose de los prisioneros vascones- con el fin de hacer frente a los vascones invictos. Olite alcanza su máximo esplendor cuando es elegida por los reyes de Navarra como una de sus sedes favoritas. A partir de 1147, tras la concesión del fuero de Estella por parte del rey de Navarra García Ramírez, Olite creció hacia el sur y se construyó un segundo cerco amurallado ("Cerco de fuera").
El actual Castillo-Palacio de Olite se comenzó a construir a finales del siglo XIV, por orden del rey de Navarra Carlos III el Noble. El primitivo Castillo de Olite se levantó sobre una antigua construcción romana del siglo III; posteriormente, tanto los visigodos (Suintila) como los primeros reyes navarros (Sancho VII el Fuerte, Teobaldo I el Trovador y Teobaldo II) se dedicaron a reconstruir la fortaleza que hoy en día se conoce como Palacio Viejo o Palacio de los Teobaldos y que se utiliza como Parador Nacional de Turismo.
El Palacio Viejo se construyó en el siglo XIII; es un edificio de planta rectangular y enmarcado por cuatro torres. En 1360, el rey de Navarra Carlos II el Malo manda construir -al sur del Palacio Viejo- la primera capilla de San Jorge y una gran torre sobre la muralla romano-medieval.

Castillo-Palacio Real de Olite_(Navarra).