martes, 10 de junio de 2008

CASTILLO-PALACIO DE OLITE_(Navarra) (3)

Olite-Erriberri es un municipio -situado en la comarca de la Tierra de Tafalla- que es la capital de la Merindad Histórica navarra que lleva su mismo nombre.
El actual Castillo-Palacio de Olite se comenzó a construir a finales del siglo XIV, por orden del rey de Navarra Carlos III el Noble.
Las últimas añadiduras de importancia practicadas en la fortaleza de Olite se realizaron a finales del siglo XV, por encargo de la reina de Navarra Catalina de Foix y su esposo Juan III de Albret. En 1512, Fernando el Católico invadió Navarra y Catalina de Foix y Juan de Albret fueron destronados por la vía de la excomunión. Los reyes navarros -que sucumbieron ante la guerra civil entre agramonteses y beaumonteses, los enfrentamientos dinásticos y las malas relaciones entre Castilla y Francia- se refugiaron en la Baja Navarra. Fernando el Católico fue proclamado rey de Navarra por sus Cortes -con el apoyo de los beaumonteses- y en 1515 se produjo la anexión del reino de Navarra a Castilla. No obstante, Navarra continuó siendo un reino y tenía su virrey y sus propias Cortes. El Palacio de Olite cayó en un cierto abandono y decadencia, ya que los virreyes de Navarra casi nunca lo usaron como tal.
En 1584, Francisco Hurtado de Mendoza (primer marqués de Almazán y virrey de Navarra) remodeló la portada de la entrada al Palacio Viejo y la coronó con un blasón alusivo al rey de España Felipe II.
En 1813, el General Espoz y Mina ordenó incendiar el palacio con el absurdo pretexto de impedir que las tropas francesas lo tomaran en su retirada.
El Castillo-Palacio de Olite fue declarado Monumento Nacional en 1925. A partir de 1937, los arquitectos Javier y José Yárnoz emprendieron una gran restauración del conjunto palaciego durante la cual se hizo una reconstrucción arbitraria de la antigua Torre de La Vis (hoy se la conoce como Torre del Homenaje, por su gran altura).

Torre de los Cuatro Vientos o Torre de las Tres Grandes Finestras_Castillo de Olite (Navarra).