sábado, 12 de julio de 2008

CASTILLO DE PEDRAZA_(Segovia) (1)

· Pedraza de la Sierra es una villa de origen medieval situada en el Piedemonte Segoviano. Hay indicios de que Pedraza ya estaba poblada en el siglo IV a.C. por un grupo celtíbero. Fue ocupada por los romanos y hay historiadores que sitúan en Pedraza (quizá la antigua Metercosa) el origen del emperador de Roma Marco Ulpio Trajano. En el siglo X, el conde Fernán González logró arrebatar Pedraza a los musulmanes, pero estos la retomaron posteriormente. Tras la ocupación musulmana, Pedraza fue reconquistada definitivamente en el siglo XI. La frontera entre Castilla y Al-Andalus se estaba definiendo y consolidando; aparecieron en las tierras celtibéricas de Castilla y Aragón las llamadas Comunidades -o Universidades- de Ciudad -o Villa- y Tierra, que eran concejos comuneros constituidos como una especie de federaciones de municipios con rasgos geográficos, culturales y/o históricos comunes. Las Comunidades de Villa y Tierra tenían una cierta capacidad de autogobierno: reclutaban tropas, recaudaban impuestos e impartían justicia a sus ciudadanos sin tener que rendir cuentas al rey o al señor más que en última instancia, o en casos especialmente delicados. Actualmente, la Comunidad de la Villa y Tierra de Pedraza abarca dieciocho municipios: Aldealengua de Pedraza; Arahuetes; Arcones; Arevalillo de Cega; Collado Hermoso; El Cubillo; Gallegos; Matabuena; La Matilla; Navafría; Orejana; Pedraza; Puebla de Pedraza; Rebollo; Santiuste de Pedraza; Torre Val de San Pedro; Valdevacas y Guijar y finalmente Valleruela de Pedraza.
· El Castillo de Pedraza fue construido entre los siglos XIV y XVI. Perteneció al infante Don Fadrique (hijo ilegítimo de Alfonso XI y hermano de Enrique II) y en el año 1358 al comendador mayor de Montalbán Fernán Gómez de Albornoz. El rey de Castilla Juan I concedió la Villa y el Castillo de Pedraza al mariscal de Castilla Don García González de Herrera; En el año 1394, dicha tenencia es confirmada por el rey de Castilla Enrique III el Doliente. El último señor de Pedraza del linaje de los Herrera -que fue Don García de Herrera (hijo de Pedro Núñez de Herrera y de Doña Blanca Enríquez)- contrajo matrimonio con Doña María Niño, hija de Don Pedro Niño (señor de Cigales y primer Conde de Buelna); fruto de dicha unión fue Doña Blanca Enríquez de Herrera, con quien se extinguió la descendencia masculina de los Herrera.
· En el año 1472, Doña Blanca se casó con el segundo condestable de Castilla Don Bernardino Fernández de Velasco (tercer conde de Haro); los Reyes Católicos otorgaron -en el año 1492- a Don Bernardino el título de primer Duque de Frías. La Villa y Castillo de Pedraza quedó así en manos de los Fernández de Velasco, como dote matrimonial.
· Posteriormente, Pedraza pasó a pertenecer a Don Íñigo Fernández de Velasco (hermano de Don Bernardino). En el año 1512 se produjo un enfrentamiento entre Don Íñigo y Don Alonso Pimentel (quinto conde de Benavente y esposo de la hija de Don Bernardino, Doña Ana Fernández de Velasco y Herrera), quien defendió los derechos de primogenitura de su esposa Doña Ana.
· En el año 1525 -después de la Batalla de Pavía y del Tratado de Madrid-, el emperador Carlos V encargó primero a Don Íñigo Fernández de Velasco y después a los hijos de este Don Pedro IV Fernández de Velasco (señor de Pedraza) y Don Juan de Tovar y Velasco (primer marqués de Berlanga desde 1529) la custodia de el Delfín y el Duque de Orleans (los hijos del rey de Francia Francisco I). Los dos hijos de Francisco I fueron tomados como rehenes de la libertad de su padre (que fue hecho prisionero en Pavía), pasando por los castillos de Villalpando, Villalba de los Alcores, Castilnovo y Pedraza.

Entrada del Castillo de Pedraza_(Segovia).
Castillo de Pedraza_(Segovia).