domingo, 25 de mayo de 2008

CASTRUM DE TURÉGANO_(Segovia)

Turégano (antiguamente Torodano) es un municipio segoviano situado en las estribaciones septentrionales de la sierra de Guadarrama. En esta localidad se emplazó un castro celtíbero, que fue aprovechado y convertido en castrum por parte de los romanos. Tras la dominación musulmana, la villa fue reconquistada parcialmente por las tropas del conde de Castilla Fernán González y definitivamente por el rey de León y Castilla Alfonso VI el Bravo. La reina de León y Castilla Doña Urraca cedió la villa de Turégano al Obispado de Segovia.
La denominación de los campamentos militares de las colonias del Imperio Romano era castra (en singular castrum). Un castrum era una fortificación romana que rodeaba un campo militar de planta rectangular (a diferencia de los castros celtas, que solían ser de planta circular).
Los restos del Castrum de Turégano se asientan en un cerro que fue el emplazamiento de un castro celtíbero en época prerromana. El primitivo castro probablemente perteneció al grupo de los Arévacos, y hay quien defiende que pudo ser el emplazamiento de la antigua ciudad que los romanos conocían con el nombre de Tucris.

Torre del Castrum de Turégano (Segovia).

domingo, 18 de mayo de 2008

CASTILLO DE TURÉGANO_(Segovia)

Turégano es un municipio segoviano situado en las estribaciones septentrionales de la sierra de Guadarrama. En esta localidad se emplazó un castro celtíbero, que fue aprovechado y convertido en castrum por parte de los romanos. Tras la dominación musulmana, la villa fue reconquistada parcialmente por las tropas del conde de Castilla Fernán González y definitivamente por el rey de León y Castilla Alfonso VI el Bravo. La reina de León y Castilla Doña Urraca cedió la villa de Turégano al Obispado de Segovia.
El actual Castillo de Turégano fue construido en los siglos XV y XVI; está situado sobre el antiguo emplazamiento de un castrum romano, del que aún se conservan varias torres. Primeramente -en los siglos XII y XIII, estando la villa de Turégano bajo el dominio del obispado segoviano- se erigió la iglesia románica de San Miguel Arcángel por iniciativa del obispo Don Pedro de Agen y posteriormente se la añadieron elementos defensivos, quedando -en los siglos XV y XVI- embutida dentro de la fortaleza construida sucesivamente por orden de los obispos de Segovia Don Juan Arias Dávila, Don Juan Arias del Villar y Don Diego de Rivera; en el siglo XVIII se añadió a dicha iglesia la espadaña que destaca junto a la torre del Homenaje.
El Castillo de Turégano fue declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1931; pertenece al Obispado de Segovia, que cedió su uso al ayuntamiento de Turégano -en el año 1994- por un período de treinta años.
La iglesia de San Miguel se encuentra hoy en día en un estado de abandono preocupante y el resto de la fortaleza necesita también una profunda rehabilitación, a pesar de que el ayuntamiento obtiene ingresos económicos por las visitas.

Entrada del Castillo de Turégano_(Segovia).

Castillo de Turégano_(Segovia).

viernes, 2 de mayo de 2008

CASTILLO DE ARÉVALO_(Ávila)

Arévalo es un municipio abulense situado en la comarca de la Tierra de Arévalo.
El Castillo de Arévalo está emplazado en las afueras de la población que lleva su mismo nombre y en una zona de confluencia de los ríos Arevalillo y Adaja.
El Castillo de Arévalo o Fortaleza del Adaja fue construido a mediados del siglo XV por orden de Don Álvaro de Zúñiga y Guzmán, después de recibir -en el año 1462- el Ducado de Arévalo de manos del rey de Castilla Enrique IV. La infanta Isabel de Castilla pasó algunos años de su infancia en el castillo antiguo. Entre los muros del castillo antiguo estuvo recluida -a mediados del siglo XIV- Doña Blanca de Borbón por orden de su esposo, el rey de Castilla y León Pedro I el Cruel. En 1479 Don Álvaro de Zúñiga entrega la villa de Arévalo a la reina de Castilla Isabel I, quien se la devuelve al duque en el año 1480.
Tras la muerte de Don Álvaro de Zúñiga acaecida en 1488, la fortaleza pasó definitivamente a manos de los Reyes Católicos. Se usó como prisión desde 1488 y hasta el siglo XVII. En el siglo XIX, durante las guerras de Sucesión y de la Independencia, se arruinaron sus defensas y se convirtió la fortaleza en cementerio hasta el siglo XX.
El Castillo de Arévalo es una construcción mudéjar -de irregular planta pentagonal- realizada con piedra y ladrillo, con cubos circulares en las esquinas y una gran torre del Homenaje. Destaca el matacán corrido de una fachada -con numerosos huecos destinados al disparo-; son dignos de mencionar los arquillos apuntados de las cornisas de ladrillo y también las troneras de buzón. Del castillo partía la muralla que envolvía toda la población, y seguramente tendría un foso situado frente a las cañoneras abiertas a ras de suelo.
La Torre del Homenaje es un edificio de piedra -de planta semicircular- que se levantó sobre una primitiva obra mudéjar realizada también con piedra; tiene una ventana geminada y varias troneras de buzón. En su parte superior tiene garitas y matacanes ciegos.
El Castillo de Arévalo fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1970 y es propiedad del Ministerio de Agricultura; el Patio de Armas y sus rehabilitadas estancias han sido destinadas a silo y a sede del Servicio Nacional del Trigo, así como a Museo del Cereal.
Actualmente se está completando su restauración.

Castillo de Arévalo_(Ávila).

Castillo de Arévalo o Fortaleza del Adaja_(Ávila).