jueves, 16 de julio de 2009

Efemérides históricas de hoy_[28]

• El 16 de julio de 1212 --en el Puerto del Muradal, en las inmediaciones de Santa Elena (Jaén)-- tuvo lugar la decisiva Batalla de Las Navas de Tolosa. En esta batalla se enfrentaron las fuerzas cristianas contra los almohades musulmanes. El rey de Castilla Alfonso VIII el Noble, el arzobispo de Toledo Don Rodrigo Ximénez de Rada y el Papa Inocencio III fueron los organizadores de esta pequeña cruzada, con el fin de detener el avance del Imperio Almohade. La victoria le correspondió al bando cristiano.
Las fuerzas cristianas eran las siguientes: el grueso de la coalición cristiana lo formaban las tropas del Reino de Castilla, comandadas por Diego López II de Haro el Bueno (décimo señor de Vizcaya y merino mayor de Castilla); un gran número de cruzados, en su mayoría franceses, que acudían a la llamada del Papa Inocencio III; las tropas del rey de Navarra Sancho VII el Fuerte; las tropas del rey de Aragón Pedro II el Católico; las tropas del rey de Portugal Alfonso II el Gordo; las tropas de las Órdenes Militares de Santiago, de Calatrava, del Temple y de San Juan de Jerusalén (Orden de Malta); por último, algunos caballeros del Reino de León.
Las fuerzas musulmanas del califa almohade Muhammad ibn Yaqub al-Nasir (conocido entre los cristianos como Miramamolin) eran las siguientes: la infantería ligera reclutada en el Alto Atlas del noroeste africano; las tropas de voluntarios de Al-Ándalus; el ejército almohade, con su temible caballería africana; los arqueros a caballo turcomanos (los agzaz); por último, la Guardia Negra del califa (los imesebehlem), integrada por esclavos armados que protegían la jaima de su señor encadenados entre sí y a unas estacas.